20 septiembre, 2013

Rocambolesc

El helado está viviendo uno des sus momentos más dulces y prueba de ello es Rocambolesc, la pequeña y sorprendente tienda de postres con la que los hermanos Roca se apuntan al mercado emergente del helado artesanal. En este singular establecimiento, el gran público puede experimentar con las más novedosas y dulces sensaciones que ofrece El Celler de Can Roca, desde helados recién elaborados con productos naturales hasta el ya emblemático postre láctico de leche de oveja, envasado en forma de kit para que cada cual lo pueda montar y degustar en casa.

 

Todo empezó con un carrito

Carro Jordi RocaLa inspiración de esta aventura surgió gracias al carrito de postres que Andreu Carulla diseñó para el Celler de Can Roca. La idea de recuperar el tradicional carro para los petits fours estimuló la imaginación de Jordi Roca para crear un concepto de heladería que lo busca todo menos la indiferencia. Empezando por el  nombre, Rocambolesc, que juega con el apellido Roca, hasta el espíritu fantasioso que envuelve el local. Juega con una decoración divertida y llena de colores, en un espacio de estética vintage decorado con válvulas y ruedas, como si fuera una nave, que recuerda al fantasioso mundo de la fábrica de Willy Wonka.

 

Una apuesta por los sabores tradicionales

El mismo Jordi Roca tenía claro que no quería arriesgarse en cuanto al sabor, su propuesta se basaría en sabores clásicos utilizando productos de temporada y de la tierra.  Así, los que se acerquen hasta la calle Santa Clara de Girona, podrán degustar, entre otros, un helado de fruta del tiempo, como la manzana de Girona o de leche de oveja Ripollesa en sus distintos formatos; desde el típico helado fluido servido en cucurucho a la tradicional tarrina o como cobertura de una gran variedad de cupcakes. El toque final lo pone una máquina de algodón dulce (el barbapapá) y un mostrador con 34 toppings a elegir.

 

Aprovechando la buena racha para expandirse

Los hermanos Roca ya tienen planes de expansión para que Rocambolesc siga creciendo. Sin ir más lejos, el pasado mayo arrancaba un nuevo local en la localidad ampurdanesa de Platja d’Aro, en plena Costa Brava.  El equipo que lidera el proyecto es el mismo que la heladería de Girona, y el concepto es también el mismo, con algunos matices. Para la costa se está trabajando en un proyecto más orientado al verano y la playa. Jugando con el componente estival se ha pensado en ofrecer helados “funcionales” elaborados a base de zanahoria, albaricoque o papaya, con un alto contenido en betacaroteno para favorecer el bronceado. Así que ahora ya podremos disfrutar de un buen helado mientras nos cuidamos la piel.

 

Rocambolesc gelateria

C/Santa Clara 50
17001 Girona

Avinguda de S’Agaró 59
17250 Platja d’Aro

tel +34 972 416 667

info@rocambolesc.com

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply