09 septiembre, 2016

bostock creative signatures daniel alvarez bolleria

El bostock es un brioche propio de Francia con una corteza un poco gruesa. Una vez cocido el brioche, se corta en rodajas y se baña en almíbar (aromatizado), se cubre con crema de almendras y se hornea. Dando lugar a un pastelillo con tres texturas: la lateral (la corteza, crujiente y caramelizada), la interior (tierna y muy melosa) y la superior (cremosa). En la parte superior se le pueden colocar láminas de almendra. Hay que destacar que se trata de una delicatessen aromática que puede manipularse a gusto del chef.

Un aroma y textura exquisitos

Lo más interesante del bostock es que se puede aromatizar como se quiera, en el caso de Daniel Álvarez -el chef de la pastelería de Dalua– en vez de utilizar limón (como es más tradicional), utiliza naranja, que junto al Cointreau y las almendras le recuerdan al mundo de bollería que le rodea desde que era pequeño. De hecho, el chef ha explicado que compañeros suyos lo han llegado a  aromatizar con corteza de barrica de roble con la que se fabrica el Jack Daniel’s y con Bourbon.

Del aprovechamiento del brioche a la elaboración de una delicatessen

La primera vez que Daniel Álvarez probó un bostock se lo comió entero. Se enamoró. Pero al momento se empachó y ya no quiso más… Hasta al cabo de un rato. Es un brioche adictivo, porque si bien se trata de un pastel contundente, una vez se pone el paladar y se van encontrando las texturas y aromas la sensación es casi de locura. Al principio, en Dalua, el bostock servía para aprovechar los brioches que no se habían vendido en la tienda, se bañaban en almíbar y se vendían al día siguiente. Sin embargo, la aceptación del bollo fue tan grande que la familia Álvarez empezó a producirlos directamente para la venta, pues se trata de una delicatessen para los sentidos.

Descubre cómo hacer un bostock al estilo de Daniel Álvarez en el nuevo curso de Bollería Gourmet: masas fermentadas dulces y saladas de Creative Signatures.

 

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply