11 octubre, 2017

Begona-Rodrigo

La chef Begoña Rodrigo es el ejemplo de que nunca es tarde para empezar a dedicarse a lo que uno más le gusta, aunque para conseguir logros es necesario ser constante, tal y como ella misma afirma “el talento es algo bastante corriente, no escasea la inteligencia, sino la constancia”. Esta es Begoña Rodrigo, una chef excelente que ante todo, trabaja, pone empeño y ganas en todo lo que se propone.

Ingeniera con vocación d’empresaria gastronómica

Begoña nació en Xirivella (Valencia, España) en 1975, quien le iba a decir a aquella estudiante de Ingeniería Industrial que acabaría siendo chef. Mientras estaba en la universidad durante 1993 y 1996, compaginaba sus estudios con un trabajo en la pastelería “Bombón”, un negocio que ella misma emprendió y gestionó encargándose de todas las tareas que fueran necesarias.

El viaje de Begoña Rodrigo a Amsterdam el inicio de todo

El punto de inflexión de su vida (y consecuentemente su carrera) fue cuando en 1996 viajó a Amsterdam, el viaje era de ida y vuelta, pero al final los meses se convirtieron en años. Empezó a trabajar en el hotel Amsterdam Marriott Hotel como personal de mantenimiento de habitaciones y escaló hasta llegar a ser Jefe de Partida. Como es de imaginar, estás cosas no son fruto del destino caprichoso, sino que tiene que ver con las ganas de aprender y superar retos, por eso trabajó gratuitamente en el restaurante Quoy para formarse de la mano de Nick Reade y Michael Roux.

Su siguiente experiencia fue como Jefe de Partida del restaurante Aquarium Club durante dos años que le permitió estar todas las partidas, este negocio estaba gestionado por “The Square” (dos estrellas Michelin). También fue Jefe de Partida en el Restaurante Mas Sedó y el 

Restaurante La Sucursal, en este segundo pudo trabajar juntamente con Vicente Torres -discípulo de Berasategui– para seguidamente iniciar su propio proyecto, La Salita en 2005

La Salita y Nómada: Gestión y creación propia

Para poder plasmar todo su aprendizaje, Begoña decidió abrir primero en 2005 a La Salita y en 2016 el restaurante Nómada en Valencia, ella es copropietaria y ejecutiva, desde ahí crea y confecciona sus platos.

En 2014 su paso por la televisión la catapultó a la fama, pero como se puede observar en su trayectoria, Begoña Rodrigo empezó tarde y venía de un ámbito muy alejado la cocina, sin embargo, nunca ha parado de aprender, se ha atrevido con todo y su talento y constancia le han permitido ser la excelente chef que es.

Descubre como elabora sus platos en La Salita en nuestro NUEVO curso Cocina Mediterránea: Delicadeza, técnica y sabor 

La Salita Begoña Rodrigo